Cochecito de bebé: tres modelos muy especiales

La elección de un buen cochecito de bebé es una decisión muy importante para la comodidad y bienestar de nuestro bebé, ya que es un elemento imprescindible donde el niño pasará gran parte del tiempo durante sus primeros años de vida.

Hoy en día tenemos una infinidad de modelos y marcas de cochecitos para escoger, por eso hay que saber elegir bien y el que más se adapte a nuestras necesidades (quizás el más bonito estéticamente nos puede resultar el más incómodo para nuestro estilo de vida o nuestro tipo de casa).

Antes de elegir modelo, tendremos que decidir que uso daremos a la sillita y qué características tiene nuestra casa. Debemos tener en cuenta las dimensiones del maletero del coche, el peso y la maniobrabilidad. También, debemos de prestar atención a la altura de los conductores habituales del cochecito, eligiendo así un manillar regulable y finalmente un presupuesto que se adapte a nuestro bolsillo.

Os proponemos tres tipos de modelos de cochecitos de bebé que están en auge en el mercado. Inglesina Vittoria, es un tipo de cochecito tradicional, que guarda el estilo clásico y elegante del Inglesina Classica pero algo más práctico y ligero. Dejando a un lado lo estético, este cochecito tiene una gran calidad y excelentes acabados en el que el bebé se sentirá muy a gusto. El capazo es confortable y muy espacioso y los detalles están muy cuidados. Además, si elegimos el chasis Ergo Bike, podremos utilizar el cochecito sin problemas por suelos empedrados o caminos irregulares, gracias a sus grandes ruedas neumáticas y a su sistema de suspensión. Sin embargo, se trata de un cochecito de gama alta por lo tanto su precio es elevado.

inglesina

El segundo modelo que os recomendamos es Jané Rider de la marca Jané, es un buen carrito catalogado entre los urbanos y todo terrenos. El Jané Rider pesa aproximadamente 9.5 kg, algo que debéis tener en cuenta si buscáis un cochecito de bebé liviano. En cuanto a dimensiones, mide 85 o 110x60x93 cm desplegado y 62x60x38 cm plegado, tened en cuenta que se pliega en forma de libro, con lo cual el chasis quedará doblado en forma cuadrada, con la silla o el capazo por separado. El manillar, recubierto en goma para mayor comodidad, puede levantarse o bajarse levemente para adecuarse a la altura de los padres. Así, podéis optar por llevarlo en ángulo hacía arriba, hacia abajo e incluso hacia adentro, o recto hacia arriba. La suspensión y las ruedas traseras lo han apropiado para transitar tanto por terrenos irregulares como por ciudad.

jane ridel oficial

Finalmente, la mejor opción para padres todo terreno que quieren disfrutar del running o senderismo con la familia, a los que recomendamos el modelo Summit X3 de Baby Jogger. Esta firma norteamericana comercializa este cochecito todo terreno que se adapta a cualquier tipo de superficie gracias a su suspensión independiente en sus tres ruedas. El Baby Jogger Summit X3 soporta hasta 34 kilogramos de peso gracias a su robusto chasis. Sus dos ruedas traseras de 16″ incorporan frenos de tambor, mientras que la rueda delantera es de 12″. También cuenta con freno de parking trasero. Este versátil carrito deportivo dispone de un asiento acolchado reclinable que puede alcanzar una posición casi plana, cuenta con un manillar con diseño ergonómico y empuñadura lisa. Su interior es bastante amplio y resulta muy fácil de plegar.

Summit X3 de Baby Jogger