Al momento que estamos esperando a nuestro bebé una de las compras más importantes es la de cuna, en la cual contamos con muchas opciones y a veces nos entra la duda de cual puede ser mejor para nosotros y nuestro bebé.

Es por eso que a continuación en lacasadelpeque.com te diremos las características entre la minicuna y la cuna para que lo tomes en cuenta y veas cuál se adapta más a tu estilo.

¿Cuna o minicuna?

¿Cuna o minicuna?

Minicuna

La minicuna tienen un tamaño más acorde para un recién nacido que puede hacer que el bebé se sienta más confortable y seguro, ya que están acostumbrados a un espacio más reducido y acogedor, que les permite recordar cuando estaban en el vientre materno.

Se recomienda el uso de las minicunas desde el nacimiento hasta los 6 u 8 meses, dependiendo del crecimiento de nuestro bebé y del tamaño de la minicuna.

Dentro de las ventajas que podemos encontrar con las minicunas es que son flexibles, plegables y con ruedas, lo cual nos permite llevarlas a cualquier sitio de la casa en donde necesitemos acomodarla y poder tener a nuestro bebé cerca en donde quiera que estemos.

Además uno de los factores más favorables es que suelen ser más económicas que las cunas.

Existe la opción de comprarla con los laterales de rejilla, lo que nos permitirá ver al bebé sin levantarnos de la cama y mantenerlo más fresco.

Cuna

La cuna para los bebés están recomendadas que se utilicen a partir de los 8 meses ya que han crecido y necesitan un espacio más amplio y seguro para moverse.

Dentro de las ventajas que podemos encontrar con la cuna es que tienen una vida más útil al tener un tamaño mayor, que dependiendo de la cuna nos va a permitir ir adaptando la altura del colchón en función de la etapa y crecimiento en la que se encuentre nuestro bebé, ayudándonos a impedir que se salga de la cuna y pueda lastimarse.

También es importante tomar en cuenta el comprar protectores para los barrotes, así evitando que nuestro bebé se pueda golpear con ellos, existen variedad de protectores con diferentes diseños para que los podamos adaptar a nuestro gusto y darle un confort a nuestros hijos.

Existen algunos tipos de cuna (cunas de colecho) que permiten retirar uno de los laterales y atornillar la cuna a la cama de los padres, facilitando el contacto madre-hijo durante la noche, favoreciendo la lactancia materna y el descanso al no tener que levantarse de la cama para dar de mamar.

Importante recordar…

Independientemente de que escojamos minicuna o cuna, es importante recordar algunos consejos al momento de dormir a nuestro bebé:

– No colocar almohadas o peluches ya que pueden causar problemas de movimiento o bloquear las vías respiratorias del bebé.

– Evitar que las colchas que se usen para la minicuna o cuna sean ligeras y que no formen pelusa o bolitas, al igual que el cubre colchón sea de elástico para que se acoja bien.

– Para evitar malformaciones en la cabecita de nuestros bebés, es recomendable cambiarlos de posición por un lado o boca abajo, siempre que su cabecita se encuentre de lado.

– La posición correcta para que duerman los bebés es boca arriba.